jueves, 24 de marzo de 2016

Alfombra de punto de nudo

Hace ya mucho tiempo, allá por los noventa, mi madre, mi hermana y yo nos pusimos a hacer a punto de nudo, la alfombra del salón. Enorme. La eligió mi madre, y creo que no había ninguna más grande. Nos sentábamos las tres juntas en el sofá, y ganchos en mano íbamos poco a poco tejiendo aquella maravilla. Parecía que no la acabaríamos nunca, pero lo conseguimos, y vaya si ha resistido el paso del tiempo, está perfecta, y es un tesoro familiar.

Como en la red se encuentra de todo, me puse a buscar y, la verdad, no hay mucho, y lo que hay es muy caro, así que me hice con este modelo pequeño de Anchor, 60x100 cm, y estoy en ello otra vez.
Se trata de un kit donde vienen las instrucciones, el esquema, las lanas precortadas (acrílicas) y el cañamazo impreso.

Me ha costado un poco, al principio el gancho me cogía la lana y era incapaz de hacer el nudo correctamente, hasta que lo cambié por otro un poco más grande. Me dió un poco de rabia, porque era el que venía en el kit, y, desde luego, no iba bien, y frustra bastante. Pero al final todo se soluciona, y ya tengo mi alfombra lista para lucir, no sé todavía en qué ubicación, pero le encuentro sitio seguro.







2 comentarios:

mari paz dijo...

QUEDO MUY BONITA YO HACE TIEMPO QUE HICE COJINES ANTES SE HACIAN MUCHO ESOS TRABAJOS DE NUDOS.uN BESO

maguida dijo...

Anda. Pues yo nunca había visto esto.
Y me encanta
Un besin