jueves, 8 de julio de 2010

El final del hilo rojo



No estoy de vacaciones... qué más quisiera yo... Lo que ocurre es que se me amontona el trabajo, y mis labores se quedan un poquito abandonadas.

Pero he conseguido terminar este bordado, el bordado sólo, pues aún le faltan los detalles y decidir qué haré después con él: quizás un almohadón.

Muchas gracias a mis compañeras en este viaje. Ha sido un placer.

10 comentarios:

zulú dijo...

Es precioso Ana. Hagas lo que hagas con él quedará estupendo

Bss
M.

Angeles Caso dijo...

Hola Ana ¡qué bien cuando se termina algo¡ ¿verdad?. Esos cojines largos y estrechos quedan guapísimos colocados en el suelo, pegados a las puertas... el problema es que se ensucian bastante.
Un abrazo, Geli

marisa dijo...

¡Ése bordado "en vivo" tiene que ser una pasada! ¡cuánto me gustaría verlo en directo! Besitos

Carolina dijo...

Que cosa mas bonita y mas fina.... y sobre todo lo del hilo rojo, cuanto significa!!!
Te quedará genial hagas lo que hagas con él.

Un besote.

Marisa dijo...

Es precioso Ana!! la idea de un almohadón alargado me parece fantástica!
Un besito.

Bruna dijo...

Te ha quedado genial, me encanta!!!!!!!!!!!!!!!.
Petonets

monica dijo...

Es precioso. Q mas da lo q hagas con el!!! Por si solo ya luce un monton.

PALOMA dijo...

Es muy bonito!!!! Me encanta el diseño y sobre el sentimiento que expresa. Un cojín alargado sería una buena opción. Un beso.

Carmen dijo...

que satisfacción cuando acabas una labor ¿verdad?... esta te ha quedado preciosa...

Saludos y buen fin de semana :)

Amalia dijo...

¡Superchulo! Y además tiene mérito haberlo sacado todo en una foto.
Yo creo que lo voy a enmarcar...pese a sus extrañas dimensiones. Lo voy a colocar en un arco que tengo en el pasillo.
Besos