domingo, 10 de febrero de 2013

Monocromo

Todas las tardes que puedo pasar en casa tomo el bastidor y voy haciendo, poquito a poco, este 1:1 en punto de cruz, y ya va tomando forma.
Al principio creí que no lo terminaría, pero cada rosetón es un nuevo trabajo, una nueva labor, y se hace muy llevadero.
Ahora el tiempo es terrible, pero los días tienen más luz, y se hace todo con más ganas.
El punto de cruz me relaja y me evade de las tensiones del día a día... Siempre lo recomiendo.
Feliz semana.




12 comentarios:

Mavi. dijo...

Es una maravilla 1/1, menuda vista... infinita paciencia.
Bss.

Carmen lozano esteban dijo...

Qué maravilla de bordado!!!, seguro que cuando lo acabes habrá merecido la pena tantas horas de trabajo, un beso.

marisa dijo...

Es una maravilla, Ana. ¡Y tan pulcro! Me encantan los bordados monocromos y me remuerde la conciencia pensando que hace "siglos" abandoné úno en un cajón y ahí sigue... ains. Besos.

Amalia dijo...

Que bonito que es el Paradigm!!!!!
Te está quedando genial!!
Besos

Carolina dijo...

Que bonito Ana, esto sí que es una joyita...

Besotes.

Esther Guirado dijo...

Menudo trabajo Ana, de paciencia y de admiración, precioso!...
Besitos

Mis puntadas dijo...

Que maravilla, te quedará precioso, pero vaya trabajo en el que te metiste, que paciencia tienes.
Besos

Mis puntadas dijo...

Que maravilla, te quedará precioso, pero vaya trabajo en el que te metiste, que paciencia tienes.
Besos

Mis puntadas dijo...

Que maravilla, te quedará precioso, pero vaya trabajo en el que te metiste, que paciencia tienes.
Besos

Mis puntadas dijo...

Que maravilla, te quedará precioso, pero vaya trabajo en el que te metiste, que paciencia tienes.
Besos

teresa dijo...

Hola, me ha encantado el trabajo que estas bordando y me está picando el gusanillo ya que tengo por ahí guardado un trabajo que le queda poco para terminar. Pero como me lio con el patchwork se me olvida lo demas.
Es precioso tu blog, me hago seguidora tuya ahora mismo.
un saludo
http://jugandoconretales.blogspot.com.es/

Monika Norvilaite dijo...

Una preciosidad, Ana. Todos tus trabajos son increibles, hechos con mucha dedicación y mucho cariño en cada puntada.

Saludos