jueves, 2 de abril de 2009

De mi infancia

Todavía hoy, cuando voy a casa de mis padres y no están, en vez de prepararme un café o esperarles leyendo o viendo la tele, me da por revolver en los cajones o en las cajas del desván. Allí encuentro un montón de "tesoros", cosas que, seguramente, un día guardé porque pensé que no servían para nada, y hoy, al verlas de nuevo, me traen un montón de recuerdos.

Así fue como encontré este cuadro que bordé cuando tenía once años, recuerdo incluso donde lo compramos, era un kit que venía con el cañamazo dibujado, sus hilos, aguja y todo. Y recuerdo que se me acabó el hilo marrón y no pude terminar de perfilar las botas de la muñeca.



Un poco más atrás, con diez años, fue mi primer mantel de punto de cruz, que hice en el colegio para el día de la Madre. Ahora cuando lo veo me da un poco de risa, pero os puedo asegurar que a esa edad me parecía una obra de arte, con su vainica y todo, vamos, algo digno de regalar a una mamá.



Pero el mayor de mis tesoros me aguardaba dentro de su caja, llena de polvo ya y olvidada en un rincón de la buhardilla: mi primera máquina de coser!!! Es de cuando tenía cinco años. Me la trajeron los Reyes para que dejase de coser en la máquina de mi madre. No sé si será un recuerdo mío, pero creo que cose de verdad. Hoy le he puesto pilas y funciona, pero no recuerdo cómo se enhebra, y aunque va pasando la tela bajo el prensatelas, no consigo que cosa. De todos modos, es una maravilla. La tengo, claro está, en el cuarto de costura con las otras máquinas.

11 comentarios:

Bruna dijo...

Unos bellísimos recuerdos.
Petonets

Esperanza dijo...

Y yo pensando en comprarme una Bernina... pero si esa tiene que acolchar de maravilla.
Que de mucho gusta ver que sigues viva...Ale a pasar unas buenas fiestas.

Lupe dijo...

Verdad que se pasa bien revolviendo?...yo hago lo mismo.
"Tus tesoros" me parecen preciosos
y de la máquinita ni te digo....
BESITOS

piwiky dijo...

hola guapa¡¡¡¡ acabo de descubrirte por caualidad, pero que alegria ver otra asturiana por aqui, de donde eres???Tus trabajos muy guapos¡¡¡¡ seguire tu blog.

Ana dijo...

Menudos tesoros tienes. Yo tambien tuve maquinita de coser pero mi hermana pequeña se encargo de dejarme sin juguetes.
Besinos

angela dijo...

Ana, esa maquinita es una monada, es un tesoro... Ya ves, yo sólo pedía muñecas , cuentos y cacharritos... y ahora, aún no se coser...Y los mantelitos seguro que para tí tienen unos recuerdos muy entrañables.Hasta el miércoles,Un besito.Angela

Yolypatch dijo...

Que bonitos recuerdos! Esa maquinita es una pasado!
Besitos
Yoly

monica dijo...

que recuerdos me trae esto al colegio.
Colegio de Monjas donde LABOR era una asignatura...
Bueno bueno la cantidad de tapetes y manteles que mi hermana y yo hicimos y mi madre aun guarda....

mundodetela dijo...

Caray, ¡que recuerdos! yo tuve una igual, cambiale la aguja, seguro que está despuntada o doblada y por eso no cose, además tienes un bucle justo en el ojo de la aguja, ¡buena suerte!

Septiembre dijo...

Que entrañables labores y que tesorito con la máquina.
Besitos.
Mavi.

LouHe dijo...

Que recuerdos, cuando niña tenia una, pero la mia era verde y aun guardo los carretes de hilo que eran de plástico duro negro.