sábado, 25 de julio de 2009

Trabajando mucho

No sé si os pasa lo mismo, pero según mi estado de ánimo, los colores con los que trabajo varían. Cuando estoy triste, me entretengo entre verdes y marrones, y cuando estoy alegre, me gustan los colores alegres, los rojos, rosas, y todos los que sean claros. Por eso me he decidido a terminar este quilt de mi hija, y me queda ya muy muy poco.

Gracias por todos vuestros comentarios y correos llenos de mensajes cariñosos. Es muy gratificante ver cómo personas que no me conocen personalmente se interesan por mí. Son las cosas buenas de la red.

4 comentarios:

Lily dijo...

quiero verloooooooooooooo, sabés? yo estoy trabajando en un proyecto con esos mismos tonos y también en log cabin, pero el mió todavía no está ni empezado. besos

Ana Miranda dijo...

Estp tiene muy buena pinta!!! Se ve dulce y amoroso. Un abrtazo y buen veranito

Amalia dijo...

Tienen una pinta estupenda. Me encanta esa combinación de rojos.
Besos.

Carolina dijo...

Me encantan esos colores y es verdad que los colores alegres te suben el ánimo.....
Un besote, Carolina.